Condensación DVH

Una de las propiedades asociadas al DVH es que su uso elimina la condensación de humedad sobre el vidrio. Sin embargo, esto no siempre es así. Esta nota explica por qué puede aparecer condensación en un DVH y cuándo es aceptable y cuándo no.

 

La condensación se produce cuando la humedad contenida en el ambiente toma contacto con una superficie fría
(por ejemplo: un vidrio). En ventanas con vidrio único (ya sea crudo, templado o laminado) la temperatura de ambas superficies del vidrio serán prácticamente iguales y – en invierno -, muy bajas. Por lo tanto, cuando el vapor de agua contenido en el aire interior de la vivienda tome contacto con el vidrio condensará sobre su superficie.
Si en lugar de un vidrio único se utiliza un DVH, la temperatura de la superficie del vidrio interior será prácticamente la misma que la del aire del ambiente, por lo que no debiera producirse condensación.

 

Condensación sobre la cara externa:

Un DVH térmicamente eficiente, está diseñado para limitar la pérdida de calor desde el interior de la vivienda hacia el exterior. Como consecuencia, la cara externa del DVH estará a una temperatura muy inferior a la que tendría si fuera un vidrio térmicamente más ineficiente (un vidrio único). Por lo tanto, en ciertas condiciones climáticas externas (alto niveles de humedad, tiempos muy fríos, cambios bruscos de temperatura entre noche y día), puede ocurrir condensación sobre la cara externa.

Sin embargo, esta condensación no indica un defecto en el DVH sino, por el contrario, es una demostración que el DVH está funcionando correctamente y está ahorrando energía.
También es posible que esta condensación externa sólo aparezca sobre algunos vidrios y no sobre otros. Esto puede deberse a condiciones atmosféricas localizadas originadas por protecciones de árboles cercanos o edificios, corrientes de aire o velocidades de vientos variables.

 

Condensacion sobre la cara interna:

Las actividades normales de una vivienda son una fuente permanente de generación de vapor de agua, por ejemplo
la cocina, el baño, el lavado de la ropa y de los platos, así como la respiración y la transpiración. En las casas más antiguas, parte importante de ésta humedad acumulada escapaba hacia el exterior a través de los agujeros existentes
en las térmicamente ineficientes ventanas utilizadas en esa época.
Irónicamente, al mejorar la eficiencia térmica de las ventanas, aumentó la posibilidad de condensación interna sobre los vidrios debido al aumento del contenido de humedad en el aire del ambiente.

 

En condiciones normales, el DVH evita la aparición de condensación en la superficie del vidrio interior debido a que la temperatura de ésta es muy cercana a la del ambiente. Sin embargo, deben hacerse algunas aclaraciones:

  • Si el ambiente tiene un contenido de humedad mucho más alto del habitual (cocina, baño) es esperable que aparezca condensación sobre la superficie interna del DVH y esto no significa que el DVH esté funcionando mal, sino que la cantidad de humedad del recinto supera la capacidad de ese DVH de evitar la condensación. Para esa utilización, debiera haberse elegido un DVH de otra composición, tal como se indica en el siguiente punto. Es importante comprender que la ventana no es la causa de la condensación sino que, simplemente, refleja la condición de cantidad de humedad existente en el ambiente.
  • El ancho de cámara de un DVH debe ser seleccionado de acuerdo a las condiciones extremas esperables de temperatura exterior, temperatura y humedad interior (para lo cual se deben usar tablas psicrométicras). Para las aplicaciones más habituales no es necesario hacer este cálculo y un ancho estándar será suficiente para evitar condensaciones internas. Sin embargo, en algunos casos -en especial en climas muy fríos- es necesario hacerlo si se quiere estar seguro que no aparecerá condensación. No cualquier espesor de cámara es eficiente para toda situación.

Un tema aparte es la aparición de condensación en los bordes internos de los DVH (no en el centro). Esta situación se debe a la alta conductividad térmica del perfil de aluminio que conforma el DVH. Si es esperable una combinación de variables térmicas y de humedad interior que puedan hacer aparecer esta condensación, se deberá solicitar DVH con tecnología warm-edge (borde caliente).  Es el que fabricamos en VIDRIOS MERCEDES.

 

CONDENSACION EN EL INTERIOR DEL DVH:

Esta condensación no debe ser admitida en ningún caso pues no sólo afecta la visión a través del vidrio sino que es la manifestación de una falla muy importante de calidad del DVH.
Esta falla es producida por una pérdida de estanqueidad de la unidad de DVH lo cual, a su vez, puede ser motivado por varias razones:

  • defectos en la fabricación del DVH
    • defectos en la instalación, los cuales, a su vez, pueden ser debidos a: incompatibilidad de materiales
    – Deficientes luces de instalación
    – Uso de calzos incorrectos
    – Movimientos indebidos de la carpintería, etc.

Give a Reply

Open chat
Powered by